Feliz cumpleaños a la Mujer que me dio la vida.

Las palabras no pueden expresar la gratitud que mereces por todo lo que has hecho por mí y mis hermanos a lo largo de estos años.

Gracias mamá porque me hiciste cumplir mi mayor deseo y quizás el sueño de mi vida, porque sufriste día y noches enteras en hacer lo mejor para que yo pueda ser feliz.

Gracias por escucharme, por aconsejarme, por tu lucha día a día, por darme tu hombro para que pueda llorar en el, compartir tus lágrimas para luego sonreír porque juntas habíamos encontrado la solución a los problemas. Por tí soy como soy y jamás tendré tiempo suficiente para agradecértelo pero sobre todo, gracias madre, porque sé que donde sea que estés y a donde quieras que vayas, tú siempre cuidarás de mí, porque el amor de una madre es infinito y porque a pesar de que haya pasado el tiempo siempre seguiré siendo tu hija.

Gracias por decirme que no me rindiera cuando no podía hacer nada más. Me enseñaste lo que es el trabajo, lo que significa el sacrificio y los logros que eso trae. Gracias por nunca darte por vencida con mi enseñanza, cuando fui a través de ese período oscuro.

Sabes ma? Si después de esta vida, volviera a nacer de nuevo, una sola cosa le pediría a Dios ¡Que me diera la misma madre otra vez!

Porque cuando una es madre lo mejor que puede ofrecer no son juguetes, ni regalos, ni la mejor ropa, sino su cariño, su tiempo, dedicación y amor. Quiero que sepas que el día que no estés, el día que me faltes, el día que te vayas, tus enseñanzas y consejos permanecerán en mí para siempre.

Si no te tuviera como madre, te elegiría como amiga. No importa por lo que pasamos. No importa cuánto discutamos. Al final, siempre estás ahí para mí y te amo por eso.
No podría pedir una mejor mamá. Incluso en tus defectos, vi la perfección. Una madre es la mejor amiga que tenemos, cuando las pruebas pesadas y repentinas caen sobre nosotros.

Quítate esa presión, mamá, porque para ser una madre perfecta deberías ser una mujer perfecta, y esa mujer no existe. Además, tendrías que tener unos hijos perfectos, y yo ni mis hermanos lo somos y se que ahora mismo te estarás diciendo que no eres nadie en especial, sino simplemente una mamá que trata de hacer lo mejor posible y que se equivoca más de lo que desearía. Sé que lo sientes así, pero puedes estar tranquila, eso mismo es lo que piensan todas las mamás, porque nadie en esta vida es perfecto.

Mamá, aveces siento que te escapas de mi lado poco a poco, y no puedo hacer nada por evitarlo. Eres la mujer mas importante en mi vida, no se que seria de mi vida sin ti, y créeme que por ti seria capaz de todo y contra todos.

En este día tan especial, no me queda más que darte las infinitas gracias, gracias por todo mamá. Deseo de corazón verte feliz y que todos tus sueños y proyectos se cumplan.

Feliz cumpleaños Mamá.

Happy Birthday Mon.

Vy’apave nde arambotýre Che Sy.

Una madre de verdad es la sufre, llora, entiende, perdona, olvida, defiende, pero sobre todo ama a sus hijos, más que a ella misma.

Aceptar a nuestra madre es muy importante para poder vivir nuestra vida con tranquilidad y con fuerza. Cuanto más enfado acumulemos por lo que pudo ser y no fue, más difícil es tomar las riendas de nuestras vidas. El camino para estar en paz, es honrar a nuestros padres.

Dejar de reclamar lo que pudo ser y no fue para poder cerrar nuestras heridas. Estar en paz con ellos para poder estar en paz con nosotros mismos.

VALORA A TU MADRE EN VIDA, PORQUE NO SABES LO QUE TIENES HASTA QUE LA PIERDES.

No critiques.

Uno debería examinarse a sí mismo un largo tiempo antes de pensar en condenar a otros.
Hay personas que se meten en la vida de los demás creyendo saber más que uno mismo y que todo lo que hacemos está mal, cuestionan todas nuestras acciones y decisiones a la vez que menosprecian nuestros logros y sacrificios. Siempre habrán seres que van a envidiarnos aunque no tengamos nada envidiable. Pero es así, lo triste es pasarse el día hablando mal de alguien como si fuesemos perfectos, sabemos que la persona perfecta no existe. Normalmente la persona a quién alguna vez le tendiste la mano es la que más te critica. Pocos son los que se preocupan en verdad por ti, los demás solo quieren enterarse de tus problemas y disfrutan murmurando con alguien más. “Antes de querer arreglar mi vida, ¿por qué no miras tu vida que tanto debes arreglar?”

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora